Siria: pocas esperanzas para los niños de Alepo

Nuevos ataques aéreos sobre el último hospital pediátrico de la ciudad                       

El hospital infantil de Alepo sostenido por Malteser International ha sido bombardeado el 16 de noviembre por la mañana. Los pacientes y la mayoría de las consultas del hospital ya habían sido trasladados al sótano semanas atrás, como medida de seguridad frente a los constantes ataques aéreos sobre las zonas asediadas de la ciudad. Los bombardeos de ayer han provocado daños en el sótano, donde el personal y los pacientes quedaron atrapados durante horas, temiendo por sus vidas mientras oían volar los aviones sobre el hospital.

“Los derechos humanos y el derecho humanitario están siendo pisoteados en Siria desde hace meses. Nuestros socios locales han perdido toda esperanza de que se alcance la paz. La labor de los médicos y enfermeros en el hospital pediátrico es una de las escasas muestras de humanidad y compasión que quedan en la ciudad”, deplora Janine Leitmeyer, coordinadora de Malteser International en Siria y Turquía, desde la ciudad turca de Kilis, fronteriza con Siria.

El hospital ha retomado inmediatamente su actividad, pero la ayuda humanitaria no ha podido acceder a las zonas asediadas del este de Alepo desde hace meses, y los suministros escasean en el hospital, que ya se ha quedado sin existencias de muchos fármacos. Si la ayuda no llega pronto, los escasos centros médicos que quedan en Alepo podrán hacer bien poco por la población asediada. El cierre del hospital infantil dejaría a los aproximadamente 90.000 niños que quedan en la ciudad sin acceso a atención pediátrica.

Malteser International presta su apoyo a este hospital pediátrico desde julio de 2015: se encarga de los sueldos del personal y de la adquisición de equipos como respiradores e incubadoras. Malteser International también presta atención médica a aproximadamente 300.000 personas que residen cerca de la frontera entre Siria y Turquía, en cuatro ambulatorios operados por su organización asociada. Más de la mitad de estas personas son desplazados internos de los campos de refugiados.

Solicitamos urgentemente sus donativos para ayudar a las personas de la región: 

HAGA SU DONATIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *