Misión

Misión
La Orden de San Juan de Jerusalén es una de las más antiguas instituciones de la civilización occidental y cristiana. Está presente en Palestina ya en torno al 1050, es una Orden religiosa laica, tradicionalmente militar, caballeresca y nobiliaria. Entre sus 12.000 miembros, algunos son freires profesos, otros han pronunciado la promesa de obediencia. El resto está compuesto por Caballeros y Damas laicos, todos llamados al ejercicio de la virtud y de la caridad cristianas. Lo que distingue a los Caballeros de Malta es su compromiso de profundizar en la propia espiritualidad en el ámbito de la Iglesia y a dedicar sus energías al servicio de los pobres y de los necesitados.

La Orden de los Caballeros de Malta permanece fiel a sus principios fundacionales, que se sintetizan en el lema “Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum”, es decir, la defensa de la Fe y el servicio a los pobres y necesitados, que se concreta a través del trabajo voluntario de Damas y Caballeros en estructuras asistenciales, sanitarias y sociales. Hoy la Orden está presente en más de 120 países con sus propias actividades médicas, sociales y asistenciales.

 

Actividades Médicas y Humanitarias

La misión de asistencia a los enfermos y a los necesitados

Manteniendo su misión histórica de asistencia a los enfermos, los necesitados y los más desfavorecidos, la Orden continúa hoy en día su trabajo en más de 120 países. Sus programas incluyen la asistencia médica y social, el auxilio a las víctimas de los conflictos armados o de las catástrofes naturales, los servicios de emergencia y de primeros auxilios, la asistencia a ancianos, discapacitados y niños necesitados, la organización de formaciones en primeros auxilios, así como el apoyo a los refugiados y los desplazados internos, sin distinción de religión, de raza o de origen. La Orden de Malta ha ejercido su misión desde una perspectiva imparcial desde hace más de 900 años, tendiendo la mano a personas de cualquier creencia – musulmanes, ortodoxos, católicos, protestantes, judíos.

La Orden se mueve gracias a la implicación de sus 12.500 miembros, sus cerca de 80.000 voluntarios formados y sus 15.000 empleados, la mayoría de ellos personal médico. Las organizaciones de la Orden en todo el mundo (Grandes Prioratos, Asociaciones Nacionales, organizaciones de ayuda y fundaciones) son las responsables del desarrollo de sus actividades, tanto en las instituciones permanentes – hospitales, centros ambulatorios y centros de la tercera edad – como a través de sus programas médico-sociales y humanitarios.

Hospitales, centros médicos y programas sanitarios

med02La mayoría de los hospitales de la Orden se hallan en Europa, especialmente en Alemania, Francia, Inglaterra e Italia, y son principalmente hospitales generales. El Hospital de la Orden en Roma es un centro especializado en tratamientos neurológicos y rehabilitación. El Hospital de Inglaterra, así como algunos hospitales en Alemania, tienen unidades especializadas en el tratamiento de los enfermos terminales, y cuentan con especialistas en cuidados paliativos. Unidades especializadas similares existen en Argentina, Australia, Italia, Sudáfrica y los Estados Unidos. La asistencia a los enfermos terminales en los hospitales y los hospicios, así como a domicilio, se ha convertido en años recientes en uno de los proyectos clave de las actividades de la Orden. La combinación de cuidados constantes y de voluntarios especialmente formados que actúan en un entorno conforme con los principios éticos católicos es una parte importante del compromiso médico de la Orden.

El Hospital materno de Belén, en Palestina, actividad conjunta de toda la Orden , cae bajo la responsabilidad operativa de la Asociación francesa. Este hospital presta a la población de Belén y su entorno un servicio indispensable, ofreciendo a las mujeres de la región un lugar único donde dar a luz con estándares médicos europeos. Desde 1990 hasta hoy más de 40.000 niños han nacido en este centro. El salario de los 110 empleados locales asegura una ayuda para más de 2.000 personas.

La Orden dirige 11 centros médicos en Líbano, tres de los cuales resultaron gravemente dañados en los conflictos recientes. Plenamente recuperados, prestan su asistencia a la población local del país, perteneciente a cuatro grupos religiosos principales. Regiones enteras dependen de estos servicios, y la actividad del centro asciende a 250.000 servicios médicos prestados al año, sin incluir las innumerables visitas médicas a domicilio a los pueblos de menor envergadura. Además de los centros y hospitales que gestiona en Francia, la Asociación francesa dirige hospitales y dispensarios en Benín, Burkina Faso, Camerún, Madagascar y Togo. En Senegal y en Camboya la Orden cuenta con hospitales especializados en la cura de la lepra, que desde hace tiempo es una de las principales actividades de la Orden en el Tercer Mundo. A través del Comité Internacional de la Orden de Malta (CIOMAL), una organización especializada con base en Ginebra y creada especialmente con este objetivo, la Orden ha asumido la responsabilidad del programa nacional de lucha contra la lepra en Camboya, y asiste a enfermos de lepra en otros países, especialmente en Brasil. La Orden de Malta gestiona también numerosos centros médicos en todo el mundo. Dispone de varios institutos en Italia especializados en el tratamiento de la diabetes y de un centro similar para niños en Praga, en la República Checa. Las instituciones creadas en Líbano y El Salvador durante las guerras civiles son hoy una pieza importante de sus sistemas nacionales de salud. ?En los Estados Unidos, las asociaciones americana, federal y occidental gestionan un hospital en el norte de Haití, el país más pobre del hemisferio occidental. Cuenta con 64 camas, un ala pediátrica, clínicas ambulatorias de especialidades, servicios de maternidad y un moderno laboratorio. Es el único hospital de la región. La Asociación dominicana dirige centros de especialidades, que ofrecen servicios médicos a madres e hijos.

 

Otros ambulatorios y centros médicos operan en Polonia, Hungría, los Estados Unidos, Brasil, Perú y Sudáfrica. En diversos países en vías de desarrollo, muchos hospitales, centros médicos y dispensarios son ayudados, y en algunos casos dirigidos, por la Orden. Otra contribución importante es la recogida y clasificación de medicamentos que lleva a cabo la Orden en Francia, que ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud. Cada año se envían aproximadamente 100 toneladas de medicamentos y productos alimentarios, así como 130 toneladas de instrumental médico, a países africanos. En África y en Centroamérica están en desarrollo programas de lucha contra el Sida, y en Sudáfrica y México cuentan con instituciones especializadas para la asistencia a madres enfermas y sus hijos.

 

Servicios de ayuda / cuerpos de ambulancias

med01

Las organizaciones de ayuda y los cuerpos de ambulancias de la Orden de Malta están presentes en más de 30 países, donde prestan servicios sociales, de primeros auxilios y de ayuda en caso de desastre y también desarrollan una extensa labor con los jóvenes. Miles de voluntarios reciben todos los años formación en primeros auxilios.

Desde su fundación en 1938, el servicio de ambulancias de Irlanda se ha convertido en uno de los principales formadores en primeros auxilios, así como uno de los más importantes agentes del transporte en ambulancias y de servicios comunitarios. Este servicio de primeros auxilios, de ambulancias y de asistencia en emergencias se presta en la mayoría de las principales ciudades y pueblos de Irlanda, y, a través de su sección para jóvenes, desarrolla programas juveniles de desarrollo y deportivos. Los servicios de ayuda han tenido un notable desarrollo en los países de la Europa Central y Oriental desde 1989, así como en Marruecos más recientemente. En efecto, la apertura en Casablanca en 2006 de un instituto para equipos de personal de ambulancias ha permitido ofrecer formación y empleo a los jóvenes en un ámbito muy necesario.

Instituciones y asistencia a ancianos

Las actividades de asistencia a ancianos cobran cada día mayor importancia. La Orden dirige numerosos centros para la tercera edad en Inglaterra, Alemania, España, Austria, los Estados Unidos, Chile y en México. En diversos países se pone a disposición de los ancianos una gran variedad de servicios dirigidos a hacer su vida en casa más fácil: entrega de almuerzos a domicilio, servicios de transporte, visitas, ayuda con las compras y un sistema de llamadas de emergencia.

R03

Instituciones para discapacitados

En Francia la Asociación gestiona nueve centros médicos para discapacitados. Otros centros similares funcionan en Hungría, Polonia, Líbano, Ecuador y los Estados Unidos. En Irlanda, la Orden ofrece una amplia variedad de servicios a personas con discapacidad física y mental, incluyendo rehabilitación orientada y recorridos formativos, cursos de informática y paquetes vacacionales con actividades educativas. Adicionalmente, la Orden lleva a cabo muchas actividades para personas discapacitadas, como peregrinaciones anuales a Lourdes y a otros lugares. Desde hace 24 años, la Orden organiza un campamento de verano internacional anual en Europa para jóvenes discapacitados, así como campamentos anuales en Austria, Hungría, Rumanía, Suiza y Líbano, a nivel nacional.

Actividades humanitarias de emergencia

R02La asistencia humanitaria a las víctimas de desastres naturales o conflictos armados ha sido siempre una de las vocaciones tradicionales de la Orden. Asumida de nuevo a mediados del siglo XIX, y desarrollada durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, fue en la segunda mitad del siglo cuando este compromiso ganó un peso decisivo. En los últimos 50 años, las principales acciones de asistencia de la Orden han sido: la ayuda a refugiados durante la crisis húngara de 1956; el establecimiento y la gestión de un hospital de campaña durante la guerra de Vietnam; la asistencia en Tailandia durante varios años; los servicios médicos durante las guerras civiles de Líbano y El Salvador; la ayuda a refugiados durante la crisis kurda; la ayuda a refugiados en la región africana de los Grandes Lagos; varias acciones globales durante la crisis de los Balcanes, en 1999; la ayuda en los terremotos de Italia a finales de los 70 y en 1997; igualmente en Colombia y Turquía en 1999 y El Salvador en 2000; asistencia en las inundaciones y los huracanes en Ucrania, Hungría y Rumanía, en Honduras en 1998 y en Polonia en 1999.

Desde el principio de este siglo, se ha prestado ayuda en las inundaciones y huracanes de Mozambique en 2000 y 2001; asistencia a los refugiados de Afganistán desde 2001; ayuda a los refugiados de la República Democrática del Congo en 2003; ayuda a la reconstrucción tras el terremoto de Bam, Irán, en 2004; ayuda a los refugiados de Darfur, Sudán, en 2004; ayuda tras el tsunami del Sur y Sureste asiático en 2005; ayuda a las poblaciones víctimas de la hambruna de Níger y Malí en 2005; asistencia a las víctimas del huracán de Nueva Orleáns, Estados Unidos, en 2005; ayuda a las víctimas del terremoto de Pakistán en 2005; asistencia médica a las víctimas del terremoto de Java, en Indonesia, en 2006.; ayuda a las víctimas del terremoto de Perú (2007); ayuda a la población del Estado mexicano de Tabasco, víctimas de las inundaciones (2007); ayuda humanitaria tras el ciclón en Myanmar (2008).

Muchas de estas acciones han estado a cargo de Malteser International, el servicio de ayuda internacional de la Orden , que ofrece asistencia de emergencia a víctimas de catástrofes naturales y conflictos bélicos. También lleva a cabo proyectos de rehabilitación y reconstrucción, a menudo en colaboración con las agencias de las Naciones Unidas, organizaciones internacionales y entidades locales de las regiones afectadas. En varias ocasiones, la Orden , a través de Malteser International, ha asumido los servicios médicos de las misiones de paz de la ONU , como en Centroamérica, Kuwait, Timor Oriental, los Balcanes y Afganistán.

La neutralidad, imparcialidad y naturaleza apolítica de la Orden de Malta hace posible que pueda intervenir en misiones de asistencia en situaciones en las que otras organizaciones encuentran más difícil intervenir. Los representantes diplomáticos de la Orden ofrecen para ello un apoyo inestimable.

COMITÉ INTERNACIONAL HOSPITALARIO DE LA ORDEN DE MALTA

El Comité Internacional Hospitalario de la Orden de Malta es responsable de la coordinación de las actividades internacionales de los organismos nacionales de la Orden. Su misión consiste en promover las actividades internacionales de la Orden y dar a conocer a aquéllas de sus instituciones que operan a escala internacional, de conformidad con la misión de la Orden. Está presidido por el Gran Hospitalario de la Orden de Malta, y tiene su sede en el Palacio Magistral de Roma.

R01

MALTESER INTERNACIONAL

Malteser Internacional es la organización internacional de ayuda médica y humanitaria de la Orden de Malta. Sus actividades en todo el mundo incluyen las intervenciones médicas de urgencia y los programas de reconstrucción y desarrollo a largo plazo. Malteser Internacional reemplaza al ECOM (Cuerpo de Emergencia de la Orden de Malta) desde junio de 2005. Una nueva estructura, pero con más de 50 años de experiencia en operaciones humanitarias.Veinte Asociaciones de la Orden de Malta pertenecen a Malteser Internacional: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Bohemia, Canadá, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, Italia, Malta, México, los Países Bajos, Polonia, Portugal, Singapur, Suiza y las tres Asociaciones de los Estados Unidos.Malteser Internacional tiene a su cargo actualmente misiones en 30 países. Su sede se halla en Colonia, Alemania. Para más información sobre Malteser International:  www.malteser-international.org

CIOMAL, COMITÉ INTERNACIONAL DE LA ORDEN DE MALTA

CIOMAL, el Comité Internacional de la Orden de Malta, nació en 1958 y, durante 50 años, ha luchado contra la lepra y contra la marginación de aquellos que sufren la enfermedad. Los dos principales proyectos de CIOMAL se encuentran en el Sureste Asiático y en Sudamérica; el Comité se encarga de la financiación y gestión de los centros de asistencia, donde se ofrece prevención, atención médica, rehabilitación social y formaciones médicas en colaboración con el gobierno del país anfitrión. En la actualidad, gracias a los nuevos tratamientos médicos disponibles, se han conseguido importantes resultados en la batalla contra la enfermedad. La lepra desaparecerá como enfermedad mortal con el tiempo, pero entretanto CIOMAL seguirá ofreciendo asistencia médica a los enfermos en los países de riesgo. A día de hoy han sanado 17.000 enfermos de lepra. CIOMAL, cuya sede se encuentra en Ginebra, es miembro de la Federación Internacional de Asociaciones contra la Lepra , y colabora con la Organización Mundial de la Salud ; sus programas se desarrollan de conformidad con sus directrices. A día de hoy han sanado 17.000 enfermos de lepra.

Hospital de la Sagrada Familia

H01El Hospital de la Sagrada Familia de Belén, en Palestina, es un proyecto conjunto de toda la Orden de Malta, bajo la responsabilidad operativa de la Asociación Francesa de la Orden de Malta. El Hospital suministra un servicio indispensable a la población del área de Belén, ofreciendo a las mujeres de la región la única posibilidad de dar a la luz a sus hijos en buenas condiciones médicas. Desde 1990 a hoy han nacido más de 42.000 niños. El principal objetivo del Hospital es proporcionar asistencia de alto nivel para la maternidad a todas las mujeres, sin distinción de raza, religión, cultura o condición social. Especialistas americanos y europeos han confirmado que el hospital posee un excelente nivel europeo occidental. Debido a la continua inestabilidad política y a la gravísima situación económica, han aumentado las necesidades en cuanto a los servicios que ofrece el hospital. En efecto, el hospital les brinda a las mujeres embarazadas de la región la única posibilidad de dar a luz a sus hijos en buenas condiciones médicas.

El primer objetivo del hospital ha sido, es y seguirá siendo siempre, el de dispensar una atención de alta calidad a quienquiera que acuda al mismo, sin tener en cuenta su raza, religión, cultura o condición social. A partir del 1 de enero de 2005 los valores de los sellos están indicados en Euro. Palestina no tiene un servicio nacional de salud; los costes de la explotación del Hospital están a cargo de la Orden de Malta. A las pacientes se les pide que paguen únicamente lo que puedan. Los costes de la atención prenatal, la habitación y el parto, incluidas todas las curas y medicamentos, ascienden a 60$. Para quienes no pueden pagar, dichos costes se reducen o se anulan. La gestión del hospital corre a cargo de la Asociación Francesa de la Orden de Malta. Su financiación es compartida por las Asociaciones Nacionales de Alemania, EE.UU., Irlanda y Suiza y recibe ayuda de la Unión Europea. Recientemente, la “Fundación del Hospital Sagrada Familia” – organismo creado por los miembros norteamericanos de la Orden – ha recogido fondos que han contribuido, en los últimos años, a garantizar su funcionamiento.

Cifras: El Hospital cuenta con una plantilla formada por 140 personas:

  • 9 especialistas y 8 médicos internos;
  • 76 enfermeros;
  • 7 paramédicos;
  • 40 administrativos y personal de apoyo;
  • 42.000 partos sin ningún caso de mortalidad desde febrero de 1990;
  • La única UCI neonatal de Belén;
  • Personal altamente cualificado;
  • El único hospital de Palestina reconocido por el RCOG de Londres para la formación de médicos internos residentes; más de 2.793 partos en el transcurso del año 2005; 2.946 en el 2006; 3.226 en 2007;
  • Más de 15.000 consultas externas al año.

Presupuesto total del hospital para el año 2006, 2.464.000 US$.?Subvención concedida por la Orden de Malta, 1.295.000 US$