El cardenal Sarah, admitido en la Orden de Malta con rango de Caballero Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción

Publicado por:

El cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha sido recibido ayer por el Gran Maestre de la Soberana Orden de Malta, Frey Matthew Festing, en el Palacio Magistral. El cardenal ha sido admitido en la Orden con rango de Caballero Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción.

“Pueden estar seguros de que, como miembro, protegeré y fomentaré los ideales que son la piedra angular de esta Orden desde hace más de mil años”, ha afirmado el cardenal Sarah, para después recordar las numerosas ocasiones, a lo largo de la historia, en que los miembros de la Orden dieron sus vidas por proteger la fe y la libertad.

“Hoy los miembros de la Orden hacen grandes sacrificios para defender, proteger y apoyar a los más pobres y vulnerables del planeta”, ha señalado.

Licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y en Sagradas Escrituras por el Studium Biblicum Franciscanum en Jerusalén, el cardenal Sarah sirvió a la Iglesia en su país natal, Guinea, como rector del seminario de Kindia y como párroco en Bokè, Katace, Koundara y Ourous. Con 34 años fue nombrado arzobispo de Conakry, convirtiéndose en el obispo más joven del mundo en aquella época. Tras esta experiencia intensa y fructífera, volvió a Roma para trabajar en estrecha colaboración con el Papa San Juan Pablo II, que le nombró secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Aproximadamente nueve años después, el Papa Benedicto XVI le nombró presidente del Pontificio Consejo “Cor Unum” y cardenal; en 2014 el Papa Francisco le nombró prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Congreso Internacional atención holística a enfermos Hansenianos

Publicado por:

La Orden de Malta se cuenta entre los organizadores

En preparación del Jubileo de los enfermos y las personas discapacitadas, que se celebra el próximo 12 de junio, el 8 y el 9 de junio se ha celebrado en Roma el congreso internacional ”Por una atención holística a las personas afectadas por la enfermedad de Hansen, respetuosa de su dignidad”. Organizado por el Pontificio Consejo para la Pastoral Sanitaria con la Fundación Nippon, en colaboración con la Fundación Raoul Follereau y la Soberana Orden Militar de Malta, el congreso ha contado con la participación de casi 250 personas, entre científicos, profesionales sanitarios y ex enfermos procedentes de más de 45 países de los cinco continentes.

Entre los principales objetivos del Congreso, que se celebra en el Instituto Patrístico Augustinianum de Roma, está la lucha contra el estigma social y la discriminación que, demasiado a menudo, se asocia a la enfermedad de Hansen. La lepra sigue siendo una enfermedad actual: pese a la disminución de la incidencia, cada año se registra una media de 200.000 nuevos casos, que condenan a los enfermos a la marginación social y la soledad. Un estigma tan antiguo como la propia enfermedad, presente en numerosos países del Sureste asiático, Sudamérica y varios países africanos.

Como han afirmado los organizadores, los esfuerzos de lucha contra la lepra no se pueden limitar a su dimensión médica, sino también involucrar a la esfera social.

“A menudo las autoridades no comunican la existencia de nuevos casos de enfermedad de Hansen en su país, por temor a que esto se interprete como una prueba de pobreza. Debemos cambiar esta percepción. Negar la existencia de la enfermedad aumenta el riesgo de perder financiación y ayudas para el diagnóstico y el tratamiento”, explica el Gran Hospitalario de la Orden de Malta, Dominique de La Rochefoucauld-Montbel.

Además de insistir en la importancia de la prevención y la asistencia a las personas afectadas por la enfermedad de Hansen, el congreso intentará llegar a conclusiones concretas y tangibles.

Entre los resultados se cuentan tres proyectos en Malí, de mejora de las técnicas de diagnóstico precoz, en Brasil, para la integración de las personas afectadas, y en el Sudeste asiático, donde la Orden trabaja desde hace décadas en proyectos de diagnóstico y tratamiento de la lepra, también a través de su fundación CIOMAL (Comité Internacional de la Orden de Malta de lucha contra la lepra). Todo ello pasa por la investigación, y desde hace 10 años la Orden gestiona MALTALEP, un proyecto científico que estudia los mecanismos genéticos que causan la lepra, e intenta diseñar nuevas terapias.

VOLUNTARIADO

Publicado por:

CONVOCATORIA A VOLUNTARIOS

El Instituto Jacinto Vera, de la Orden de Malta, brinda la posibilidad de cumplir tareas de voluntariado a personas que quieran enseñar manualidades a las madres alojadas en el Hogar Pablo VI. Interesados/as pueden comunicarse por el teléfono 24111084/86, de 08:30 a 12:30 hs. ¡Gracias desde ya por su interés y aporte!