Presentación

ASOCIACIÓN URUGUAYA DE LA ORDEN DE MALTA

La Asociación Uruguaya de la Orden de Malta es el único organismo territorial de la Soberana Militar Orden de Malta en la República Oriental del Uruguay. Es persona jurídica de derecho melitense (el derecho melitense en el conjunto de normas jurídicas de la Orden de Malta) aprobada por decreto del Gran Maestrazgo de 28 de junio de 1969 y de derecho oriental por decreto del Poder Ejecutivo de fecha 11 de junio de 1970.-

Fundación:
Su fundación se remonta al año 1965 cuando un grupo de Caballeros de Malta residentes en el Uruguay decide fundar una asociación sin ánimo de lucro (comúnmente hoy conocidas como organizaciones no gubernamentales u O.N.G.) que los nuclea.
Es así como nace la Asociación Uruguaya de la Orden de Malta como institución caritativa y cultural con sede en Montevideo.

Objeto:
La Asociación tiene por objeto el ejercicio de la caridad cristiana conforme a las antiguas tradiciones de la Soberana Militar Orden de Malta; la asistencia espiritual y física a los enfermos, a los heridos y a los indigentes; el patrocinio, la fundación, el mantenimiento y la ayuda de hospitales, asilos y obras de este carácter; la promoción de la cultura en todas sus manifestaciones filosóficas, científicas, históricas, literarias y artísticas.

Integración:
La Asociación está integrada únicamente por lo miembros de la Orden de Malta, orientales o extranjeros, participan de la religión de la Santa Madre Iglesia y que se acogen a los Santos Sacramentos.

Órganos:
El Consejo de la Asociación es el órgano de gobierno de la Asociación, la administra y ejecuta sus decisiones. Lo integran Presidente, Coadjutor, Canciller, Tesorero, tres Consejeros,  Hospitalario, Vicehospitalario, Delegado para las Comunicaciones y los Presidentes de honor. Todos los cargos deben ser confirmados por Roma.

El Capítulo de la Asociación es el órgano soberano de la Asociación y está integrado por todos los miembros de la Asociación. Tiene por cometidos la consideración de la memoria anual y balance de la Asociación. El Capítulo elige los miembros del Consejo por un período trienal.

Actividades Asistenciales:
* Desde sus inicios fundacionales la Asociación, fiel a la nueve veces centenaria tradición de la Orden, estuvo abocada a la atención física y cuidado espiritual de los enfermos del Mal de Hansen o lepra.
Es así que ya desde la época del Hospital Fermín Ferreira, que se encontraba donde hoy está el Montevideo Shopping Center, los Caballeros de Malta en el Uruguay buscaron y lograron la recaudación de los medios materiales necesarias para la atención de los leprosos en el Uruguay. Se les proveyó de lo necesario para una atención humana digna así como se importaron las últimas medicinas disponibles en aquella época para la atención de la enfermedad. Al mismo tiempo se creó un “cordón sanitario” a lo largo del Río Uruguay para la erradicación de la lepra en el Uruguay. A esta finalidad se proveyó a la específica capacitación de médicos para la detección precoz de la lepra en el litoral.
Con el tiempo los hansenianos o “nuestros señores enfermos” como tradicionalmente la Orden de Malta llama a sus asistidos (buscando con ello resaltar su especial cercanía espiritual e importancia institucional), fueron trasladados a otro centro, el Instituto Dr. Ernesto Stirling. En este nuevo centro (que continuaba bajo la propiedad del estado oriental), la Asociación Uruguaya de la Orden de Malta se ocupó de adquirir las medicinas, material higiénico y hospitalario y todo el equipamiento necesario para la digna atención de los leprosos.

Una nueva época se inició en el año 2000 cuando el gobierno del Uruguay decidió cerrar el Instituto Stirling dejando a los leprosos, o ya casi ex-leprosos, a propia suerte. Una vez más fueron los Caballeros uruguayos a ocuparse de realojar a los hansenianos en otros centros donde fueran igualmente atendidos, como ser el Hospital Gustavo Saint Bois.

* En la actualidad la Asociación sigue abocada al cuidado de los últimos (cuatro) leprosos oficialmente existentes en el Uruguay con igual atención, que la viene haciendo desde que eran muchos más que diez.  Asimismo, y siguiendo los lineamientos del Gran Maestrazgo y de otros organismos territoriales de la Orden de Malta, la Asociación ha decidido concentrar sus esfuerzos futuros en la atención de las personas sin techo. Objetivo primordial continuará siendo atacar el mal desde su raíz, y por ello, la atención integral y dignidad de la persona humana.
En la actualidad la Asociación Uruguaya de la Orden de Malta colabora activamente con el Hogar Pablo VI, en sus cuatro dependencias en Montevideo, y, a través de éste, en los Planes Invierno, desde el año 2002. Asimismo, y por medio de un acuerdo con la Fundación Veritas de la Universidad Católica del Uruguay se logró que los socios de la Fundación Veritas, los estudiantes de la Universidad Católica y sus funcionarios recolectaran alimentos y ropa para donar al Hogar Pablo VI, así como la organización de un grupo de voluntarios que prestaron el propio servicio en el Hogar.

* En el plano médico, la Asociación colaboró con el Ministerio de Salud Pública del Uruguay en el desarrollo de un Servicio Odontológico Móvil en los departamentos del interior mediante dos unidades móviles.

* Otro de los centros asistidos por la Orden de Malta es el Pequeño Cottolengo de Don Orione de la Congregación de la Divina Providencia. En el “Cottolengo” la Asociación reconstruyó el asilo y colaboró a su re-equipamiento y apoya su funcionamiento.

* Teniendo presente la tradición hospitalaria de la Orden, en el año 1999 la Asociación calificó a un importante grupo de jóvenes uruguayos en tareas de primeros auxilios y de primeros auxilios infantiles. De este grupo se concurrió a Roma durante el Gran Jubileo del año 2000 para asistir a los peregrinos que visitaban los cuatro Patriarcales Basílicas Vaticanas. La delegación de voluntarios uruguayos en esa oportunidad estuvo integrada por un médico, a quien el Estado de la Ciudad del Vaticano le autorizó el ejercicio temporal de la profesión en los sitios extraterritoriales del Vaticano, una enfermera profesional y un camillero. También en el Jubileo del año 2016, un médico, una enfermera y un camillero uruguayos estarán colaborando con los puestos de Primeros Auxilios de la Orden en Roma.

Actividad Espiritual
Fieros de una orgullosa tradición cruzada los Caballeros de Malta hoy, como hace 900 años se enorgullecen del propio carisma que incluye la defensa de la fe católica. Es por ello que se acogen a ejercicios espirituales y a la Sagrada Eucaristía, especialmente en los propios días festivos. Para estas jornadas la Orden de Malta cuenta con Misas propias, cuyo texto ha sido aprobado por la Santa Sede. En el Uruguay los Caballeros de Malta celebran Misa con los enfermos a quienes ayudan, así como en todas sus fiestas litúrgicas.

La dignificación de la ser humano como manifestación de la presencia viva de Dios, constituyó y constituye una prioridad esencial de los Caballeros de Malta en todas partes. En este sentido además de los regalos que usualmente se hacen, se instrumentaron celebraciones litúrgicas quincenales con “nuestros señores enfermos”.

Actividad Cultural y Social
En el campo socio-cultural, la Asociación está destinada a la promoción de la educación y cultura como instrumento de adoración y de recaudación de fondos para las obras asistenciales. En este sentido ha organizados varios conciertos, exposiciones y conferencias, siempre sobre temas de moral y religión. Los conciertos suelen celebrarse en la Catedral Metropolitana.

Asimismo, la Asociación ha acuñado varias medallas conmemorativas (en oro y plata) alusivas a la Orden de Malta como medios extraordinarios de contribución.

Desde la apertura del Instituto de Formación Mons. Jacinto Vera, en la Sede de la Asociación, se imparten cursos de Informática, Cocina, Economía doméstica e Inglés, para las personas residentes en los Hogares de la Asociación Civil Pablo VI y otros Hogares administrados por el Mides.